¿Por qué las empresas deben tener un dominio exclusivo?

El registro de un dominio exclusivo es de vital importancia para una marca o empresa, ya que juega un papel crucial para alcanzar una presencia consolidada en Internet. Por ello, se situa como un factor indispensable en la identidad corporativa de un negocio.

Un activo cada vez más valioso

Hoy en día,  incluso existen negocios que durante el proceso de planificación y creación de su identidad institucional, determinan el nombre de la empresa en base al nombre del dominio que se encuentra disponible. Esto se debe a que las marcas actuales muestran un mayor interés en usar un dominio que coincida con su nombre comercial.

Esta característica hace que los nombres de dominio sean capaces de tener valor económico, puesto a que son considerados por el mundo empresarial como un polo de atracción comercial para realizar transacciones electrónicas, así como también para hacer consultas y comparaciones acerca de productos y servicios por parte de los internautas.

En resumen, el nombre de un dominio, representa, junto con las marcas y patentes un activo de gran valor para las empresas.

Razones para que una marca tenga un dominio

Disponer de un dominio con el nombre de la empresa o la marca, es la opción que supone beneficios para consolidar el negocio en la web, debido a los siguientes aspectos:

  • Recordar: el fin de una marca es ser prestigiosa y de confianza, por ello, si ya cuenta con este reconocimiento, en el universo offline, es determinante darle más vida y facilitarle a los clientes recordarla. Y aunque éstos sean fieles a la marca, si no encuentran la página en el buscador, el nombre de tu empresa, no podrán entrar y ver el contenido, y se marcharán.
  • Branding: contar con un dominio con el nombre de su empresa es una manera adicional de expandir el branding de la marca y hacer que se torne más amigable para los usuarios.
  • Marca personal: años atrás se solía usar apodos o pseudónimos, pero actualmente la tendencia demanda que el branding personal inicia en offline, explotando las capacidades individuales de cada persona. De manera que poseer un dominio personal con el nombre de tu empresa, te protegerá de otros negocios que pretendan usar el propio nombre de tu marca en tu contra.
  • Imagen de la empresa: al contar con un dominio propio, la empresa mostrará a sus clientes la calidad e imagen de su negocio, aportando mucha más confianza y credibilidad.

En síntesis, que una empresa o marca ostente un dominio propio con su nombre, le proporciona tres ventajas fundamentales para consolidarse en Internet: Identidad y exclusividad, Marketing y Credibilidad.