¿Qué es un dominio y cómo se replican estos por Internet?

¿Qué es un dominio y cómo se replican por Internet?

Para simplificar acerca de que es un dominio, se podría plantear que se trata del nombre exclusivo y único que se le adjudica a un sitio web en Internet. En otro sentido, sería como el similar de la matrícula de tu auto, pero aplicado a tu portal.

Gracias al dominio que vincules a tu página web, los internautas que te busquen en Internet, podrán encontrarte de una forma más fácil, lo que significa que también tendrán acceso a tu contenido.

¿Cómo se compone un dominio?

Normalmente, un dominio se divide en tres partes: www.elnombredelapagina.com, es decir las tres uves dobles (www), el nombre de la empresa o tienda (nombredelapagina) y el tipo de organización (com).

Vale resaltar que los tipos de organización más usados son: .com, .es .net, y .org, que hacen alusión a entidades comerciales, militares, network y organizaciones (generalmente sin fines de lucro, pero ahora cualquier persona puede obtener un dominio .org).

wwwUn domino perfecto

Un dominio se emplea para “humanizar” la web y hacer que la navegación se torne más simple y accesible para los usuarios en Internet. Para ello, es necesario que sea  fácil de recordar.

Sin embargo, el funcionamiento técnico supone un aspecto más complicado, pues lo que realmente se encuentra detrás de un nombre de un dominio es una dirección a un servidor DNS, (que significa, Sistema de Nombres de Dominio), que al mismo tiempo se vincula con la dirección IP del ordenador en donde se encuentran alojados los archivos que le dan forma a tu sitio web, creando de esta manera una nexo de unión entre el nombre del dominio que los internautas escriben en su navegador para hallarte y tu página.

¿Cómo se replica un dominio?

Replicar un dominio dependerá crucialmente de varios elementos, los dos primeros, los hallamos en el whois, que se refiere a la fecha expiración y servidores DNS. Esto implica que si el dominio está vencido o no hay servidores DNS, éste no responderá.

Pero aparte de estar activo (no estar expirado) y contar con servidores DNS, el dominio tiene que estar configurado en los servidores DNS apuntando hacia que servidor debe replicar.

Luego de que este procedimiento funcione, esto no denotará que el dominio vaya a replicar, debido a que también tendrá que estar adecuadamente configurado en el servidor al que se le envía, desde el servidor DNS.

En caso de que uno de estos factores falle, el dominio no replicará correctamente.